Policía ambiental de Málaga celebró el día internacional del Oso de anteojos

La Policía ambiental de Málaga, conmemoró el día del oso de anteojos, una especie que hace presencia en Colombia.

El intendente Alveiro Buitrago, manifestó que la campaña se realizó en los medios de comunicación, en la plaza institucional de Málaga y en las principales calles del municipio. La estrategia a nivel nacional tenía como objeto, subir fotografías a las redes sociales, simulando unos anteojos con las manos utilizando el hashtag #PonteLosAnteojosPorLaVida.

 Esta especie, ha sido catalogada como vulnerable por la UICN y la campaña busca además llevar a la reflexión sobre las acciones que podemos emprender para garantizar su supervivencia, señalo el intendente Buitrago.

Sobre el Oso Andino

El oso andino es un animal enorme, que puede medir hasta dos metros y alcanzar un peso cercano a los 125 kilos, habita a lo largo de la Cordillera de los Andes, desde Venezuela hasta Bolivia, pasando por Colombia, Ecuador y Perú.

El Oso Andino, ha sido catalogado como especie vulnerable, según la Resolución 192 de 2014 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia, también se encuentra en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza- UICN-, que tiene presencia en 23 de los 59 Parques Nacionales Naturales.

Factores asociados al cambio climático, la tala indiscriminada de árboles y la degradación del suelo, llevarán a que en los próximos 30 años, el oso andino experimente una reducción en su hábitat cercana al 30%. (Vea también La provincia que más cupos a la Universidad del Campo obtuvo)

Por este motivo, el Oso Andino ha sido seleccionado como Valor Objeto de Conservación (VOC) por varias áreas protegidas del Sistema de Parques Nacionales Naturales.

Sobre el proyecto “Conservamos la Vida”

El núcleo de conservación en donde se llevará a cabo el proyecto se encuentra entre los Parques Tatamá, Farallones de Cali y Munchique, los cuales se localizan en la cordillera occidental, entre los departamentos del Valle del Cauca, Risaralda y Chocó.

El corredor o núcleo de conservación del oso tiene aproximadamente 11.000 kilómetros.

El proyecto además de conservar el hábitat del oso, busca mejorar las condiciones de la población beneficiada directamente involucrada (a través de la implementación de mejores prácticas productivas) y sensibilizar a la sociedad civil sobre la importancia de esta especie, atendiendo tres frentes:

  1. Centros Educativos
  2. Comunidad rural beneficiada del proyecto
  3. Sociedad civil urbana a través de una divulgación y posicionamiento del proyecto y de la especie.